Blog de mecánica > Cómo reparar arañazos del coche

Cómo reparar arañazos del coche

cómo reparar un arañazo del coche

Encontrar arañazos en el coche es una situación desagradable. Aunque es un daño menor, no deja de molestar el hecho de ver estropeada la superficie; más aún si acabamos de comprarlo o de renovar la pintura.

Lo cierto, es que ocurre frecuencia; un ligero roce con otro vehículo, un animal que caminó encima, una rama; o alguna persona que sin remordimientos, decidió estropear la pintura haciendo un arañazo. 

Aunque hay casos en los que se requieren los servicios de un pintor experto, sobre todo en extensas superficies; existen varias técnicas sencillas y económicas, que puede emplear para reparar arañazos  del coche.

¿Qué se considera un arañazo?

Un arañazo es muy sencillo de detectar, se trata de un daño en la superficie del coche. Este daño puede afectar desde la capa más externa pintura hasta dejar expuesto el metal de la carrocería, en los casos más graves.

Dependiendo de la profundidad del arañazo, podremos distinguir entonces tres tipos:

  • Micro-arañazos: se producen por el uso de herramientas o productos inadecuados para la limpieza del vehículo. Un paño sucio, o un producto demasiado abrasivo puede dañar la capa más superficial de la pintura. Son difíciles de percibir a simple vista.
  • Arañazos leves: se producen por contacto con objetos contundentes, se daña visiblemente la capa de pintura o el transparente. No traspasan la capa de pintura por completo, pero son perceptibles, incluso al tacto. 
  • Arañazos profundos o graves: son los más difíciles de reparar, ya que pueden afectar las capas de transparente, pintura e incluso dejar expuesto el metal del coche o capas de fondo.

Pasos para reparar un arañazo del coche

Repara arañazos del coche requerirá que cuentes con una serie de herramientas y materiales; que dependiendo de la profundidad del daño, ayudarán a disimular, corregir o eliminar por completo el arañazo.

1. Reúne las herramientas necesarias

Algunos arañazos pueden ser reparados con un proceso de pulido en la superficie,  otros requerirán que la zona sea rellenada; y los más graves, requerirán la intervención de un experto para devolverle la apariencia e integridad a la pintura o carrocería del coche.

Si la solución del problema es manejable, se necesitará contar con: un pincel de retoque, lija fina, pintura, pulimento y un paño limpio. Algunas tiendas tienen a disposición un kit de reparación de arañazos que contará con elementos similares.

2. Haz una revisión completa para encontrar los arañazos del coche

Una vez que emprendemos la tarea de reparar los arañazos del coche, ya tenemos una idea de lo que queremos hacer.  Sin embargo, será necesario realizar una revisión detallada de la superficie para detectar otros arañazos que también pudieran ser reparados.

Esta revisión, nos permite además de ubicarlos, tener un diagnóstico de la profundidad de cada uno de ellos. De este modo, podemos escoger el método de reparación o tomar la decisión de confiar el trabajo a un experto del área.

3. Limpia la zona del arañazo

Utiliza agua y jabón para eliminar el sucio del área de trabajo, y seca con cuidado la superficie antes de empezar. Algunos productos o técnicas de lijado requieren una superficie limpia para evitar generar nuevos arañazos en el proceso.

También es importante contar con una superficie limpia, ya que en ocasiones, lo que pretendía ser un arañazo, con suerte puede que termine siendo una acumulación de suciedad. Por lo tanto, se requerirá sólo una buena lavada.

4. Escoge el procedimiento según el tipo de arañazo

En cuanto a técnicas de reparación de arañazos, la implementación de una u otra dependerá de la profundidad del mismo. De este modo, si tenemos un micro-arañazo; podría optar por aplicar pulimento. Si es mucho más profundo, necesitaremos pinceles o rotuladores.

La aplicación de pulimento, debido a sus compuestos abrasivos, podrá remover en cierta medida los desniveles que generan el arañazo. Posteriormente, con ayuda de una pulidora, o un paño de micro-fibras, se frota la superficie hasta mejorar o eliminar el arañazo.

Los pinceles o rotuladores, por lo general se emplean en arañazos más profundos; sin embargo, estos no los eliminan. Esta técnica permite mejorar su aspecto aunque el daño superficial se mantenga igual.

Las soluciones profesionales, requerirán el retiro parcial de la pintura, el rellenado con  resina u otro componente y posteriormente la sustitución de la pintura. Se debe tener especial cuidado en escoger el mismo color de pintura.

5.- Lava y encera el coche

Una vez que se aplica la técnica correctiva para reparar el arañazo; se dejará secar lo suficiente, cualquier compuesto o pintura que se haya agregado. Posteriormente, se procederá a lavar el coche y encerar, teniendo especial cuidado en las áreas reparadas.

El encerado puede hacerse de forma manual o con pulidora eléctrica para potenciar los resultados.

Consideraciones finales

Si bien, no todos los arañazos pueden ser reparados en casa, los cuidados adicionales que podemos brindar para mantener el coche en buen estado, permitirán alargar su vida útil y conservar su valor en una futura transacción de venta.

Preste atención a la forma en la cual lava su coche, hacerlo con poco agua permite que las partículas permanezcan en la superficie mientras se frota, y esto genera micro-arañazos. Utilice no sólo la técnica correcta, sino los productos adecuados.

Otras opciones, como la pintura en aerosol, también pueden funcionar; siempre que coincida con el color del coche y sea aplicada correctamente.

Ante arañazos importantes, en los cuales queden expuestas varias capas de la carrocería, lo más recomendable es recurrir a los servicios de profesionales en pintura automotriz. Estos sabrán a la perfección cómo reparar arañazos del coche de forma óptima y segura.